Líderes Latines de Transporte de Chicago: Ismael Cuevas

Ismael Cuevas. Foto: Steven Walsh
Ismael Cuevas. Foto: Steven Walsh

Para leer este artículo en español, haga clic aquí.

El Mes Nacional de la Herencia Hispana comenzó el 15 de septiembre. Para celebrar las voces latinas en el transporte, presentó un segmento recurrente para destacar a los urbanistas y profesionales del transporte latinos de Chicago. A partir de 2021, los latinos representan el 18 por ciento de la población de EE. UU. y casi el 30 por ciento de la población de Chicago, pero quienes diseñan y deciden cómo funcionan nuestras ciudades y municipios no siempre representan a nuestras comunidades diversas . Para elevar las voces y el trabajo de estos profesionales de Chicago, entrevistaré a personas que están mejorando nuestra ciudad y aportando diversas perspectivas a las cuestiones del transporte.

Entrevisté a Ismael Cuevas, gerente de asuntos gubernamentales de Amtrak y anterior jefe de gabinete y director de asuntos externos del Distrito 10. También forma parte de la junta directiva de Friends of Big Marsh, es un asociado de NACTO en la Justicia de Transporte  de 2021 y está entusiasmado por aumentar los modos alternativos de transporte y disminuir la dependencia del automóvil en la ciudad y más allá.

Ruth Rosas: No tuviste un camino directo hacia la profesión de transporte. ¿Qué estudiaste en la escuela?

Ismael Cuevas: Obtuve mi Licenciatura en Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad de Wisconsin-Madison y obtuve mi Maestría en Estudios de Mexicoamericanos y Latino/as de la Universidad de Texas en Austin.

RR: ¿Cómo llegaste al campo del transporte?

IC: Después de recibir mi licenciatura, regresé a Chicago y estaba trabajando en temas de inmigración y educación en La Villita. Cuando comencé a trabajar para la Oficina del Distrito 10 en 2015, me di cuenta de que ya había muchos líderes en Chicago trabajando en políticas de inmigración y sentí que mis habilidades podrían usarse en otras áreas para impactar a la clase trabajadora y a los latinos. Así que me involucré en el transporte cuando comenzamos el Proyecto de Presupuesto Participativo en la Oficina del Distrito 10.

RR: ¿Podrías decirnos qué vecindarios están en el Distrito 10 y explicar qué es el Presupuesto Participativo?

IC: El Distrito 10 se compone de The Bush, Hegewisch, South Deering, East Side, Slag Valley, South Chicago y Jeffrey Manor. El Presupuesto Participativo permite a los residentes votar cómo el concejal debe gastar los $1.3 millones de dólares asignados para mejoras de infraestructura en el distrito. No es suficiente para proyectos de extensión de trenes, pero podemos trabajar en otros proyectos que mejoren el acceso al transporte.

En el Proyecto de Presupuesto Participativo, yo ya era jefe de personal en la Oficina del Distrito 10 y trabajaba con los vecinos que proponían proyectos de infraestructura. Los proyectos abarcaban nuevas aceras hasta iluminación en los parques, equipo para campo de juegos, vías ciclistas, etc.

Empecé a ver las disparidades de accesibilidad al transporte en lado extremo sureste en comparación con otras partes de la ciudad. El Sudeste es como un desierto de transporte. No solo por la falta de acceso a CTA o Metra, sino también a modos alternativos de transporte. Las ciclovías, las bicicletas Divvy, los senderos para caminatas, etc. no existían en los vecindarios.

El extremo sureste tiene más del 60 por ciento de latinos y más del 18 por ciento de personas Afrodescendientes, esto significa que es un área de mayoría personas de color. Empecé a ver cómo los vecindarios que estaban compuestos en su mayoría por personas de color carecían gravemente de opciones de transporte. Así que comencé a ver cómo llevar mejor transporte a los vecindarios del extremo sureste.

Ismael, guiando un paseo en bicicleta desde la oficina del Distrito 10 hasta Big Marsh Bike Convergence en 2018. Foto: proporcionada
Ismael, guiando un paseo en bicicleta desde la oficina del Distrito 10 hasta Big Marsh Bike Convergence en 2018. Foto: proporcionada

RR: ¿En qué tipo de proyectos trabajaste durante tu tiempo en el Distrito 10?

IC: Cuando empecé, solicité un mapa del Departamento de Transporte de Chicago de carriles de bicicletas del distrito y esencialmente había tres: la vía ciclista de la calle 100th Street; el sendero Burnham Greenway, que es un sendero de usos múltiples que recorre el distrito de norte a sur; y el final del Sendero frente al lago, que se extendió hasta 92nd Street y Ewing Avenue, más allá de Steelworkers Park [las ciclovías a lo largo de South Lake Shore Drive/U.S. Highway 41]. La parte interesante del Distrito 10 es que hay muchos límites naturales y artificiales, estos incluyen el río Calumet, el lago Michigan, el estado de Indiana, el municipio de Burnham, Illinois, múltiples cruces de ferrocarril, el Skyway y varios puentes levadizos. Investigando los mapas del CDOT, me di cuenta que las personas no podían caminar o andar en bicicleta con facilidad o seguridad a través del distrito.

Por ejemplo, si quería caminar o andar en bicicleta desde el vecindario East Side hasta el vecindario Hegewisch, no había conectividad en nuestro sistema de transporte para llegar allí. Entonces comencé a trabajar con Ald.Susan Sadlowski Garza para ver qué oportunidades había para expandir el transporte. Empecé a trabajar en la expansión de la red de bicicletas con el Departamento de Transporte de Chicago. Quería que el Distrito 10 fuera el área más amigable para andar en bicicleta en el lado sur de Chicago. Así que ese se convirtió en mi objetivo.

RR: ¿Cuáles son algunos de los logros de tu trabajo?

IC: La concejala y nuestro equipo trabajaron con CDOT durante mis siete años en el Distrito 10 para construir más millas de vías ciclistas. Lograr que Ewing Avenue y 112th Street tuvieran vías ciclistas fue una gran realización. Ewing Ave es una de las vías principales de norte a sur y la 112th es una de las principales vías de este a oeste en el distrito. Commercial Avenue también está programada para tener vías ciclistas protegidas. Para mí, era muy importante que estos vecindarios tuvieran más opciones que el transporte en automóvil. Especialmente debido a que muchos no cuentan con automóvil propio, era importante brindar a los residentes del distrito una forma segura de moverse por nuestros vecindarios.

También fue un gran reto conseguir estaciones de Divvy en el distrito, ya que no tuvimos Divvy hasta 2020. La estación más cercana que teníamos estaba en el Centro Cultural de South Shore. Después de algunos años de abogacía, finalmente tuvimos la oportunidad de decirle a CDOT dónde quería la comunidad las estaciones. Aunque no obtuvimos todas las estaciones que queríamos, sé que tuvimos la oportunidad de decirle a Divvy dónde queríamos que se colocaran estas estaciones. Todavía hay muchas mejoras, pero ahora hay bicicletas y scooters de Divvy en el área.

Mucho de esto fue trabajo de varias agencias porque el Distrito 10 está en la orilla de la ciudad y hay muchas agencias estatales y del condado que tuvieron que trabajar juntas en estos proyectos.

RR: Desde que dejaste el Distrito 10, ¿en qué has estado trabajando?

IC: Actualmente, como gerente de asuntos gubernamentales de Amtrak, trabajo con ciudades y legislaturas estatales en el área del Gran Medio Oeste, que incluye 15 estados alrededor de los Grandes Lagos y sus estados vecinos. Estoy trabajando en el acceso del tren de pasajeros con el Amtrak Connects Us Plan, que busca aumentar el servicio ferroviario a nuevas rutas que antes no tenían acceso. El objetivo es conectar áreas de crecimiento demográfico con ciudades en la red de Amtrak. Lo que más me emociona es trabajar con los estados para aumentar los trenes de pasajeros en el futuro. También abogó para que las personas traigan sus bicicletas en el tren y trabajó con los municipios en formas creativas de usar sus depósitos de locomotoras como parte de una red multimodal de transporte más grande .

Creo que los Estados Unidos necesita desesperadamente más trenes de pasajeros y Amtrak ya ha demostrado que puede proporcionarlos como lo ha hecho en el noreste de los EE.UU.

RR: ¿Amtrak tiene planes de trenes de alta velocidad?

IC: Sí, y muchos de estos planes son en colaboración con los estados. Por ejemplo, los trenes de Amtrak en Michigan ahora alcanzan velocidades de hasta 110 mph en las rutas por el centro de Michigan. En Illinois, la mayoría de la ruta entre Chicago y St. Louis viaja a velocidades de hasta 90 mph y pronto también será una ruta de 110 mph. La competencia más grande son las personas que conducen a velocidades convencionales de hasta 70 mph. Por supuesto, las velocidades de 90 mph y 110 mph son más rápidas de lo que puede conducir legalmente en estos estados. El Acela de Amtrak en el Corredor Noreste actualmente alcanza velocidades de hasta 150 mph.

RR: ¿Cómo impacta tu identidad en tu trabajo?

IC: Nací en Zacatecas, México y vine aquí cuando era pequeño cuando mis padres emigraron aquí. Crecí en una comunidad de inmigrantes predominantemente mexicanos. Vi cuánto depende nuestra comunidad de los automóviles. Crecí en el vecindario de Scottsdale, cerca de las calles 79th Street y Pulaski Road, que es un desierto de transporte. Solo teníamos la opción de dos autobuses y ningún tren, a menos que caminaras 30 minutos hasta una estación de Metra. Tuve que viajar 90 minutos a la preparatoria Whitney Young en el Near West Side. Esto impactó la forma en que veía el transporte. Sabía que mis compañeros racializados tenían los viajes más largos y la mayor cantidad de transferencias para llegar a la escuela. Así que ahora en mi trabajo, quiero remediar eso para garantizar que las personas tengan viajes mejores y más seguros, ya sea en bicicleta, caminando, en scooter, en tren, en autobús, etc.

Ahora que tengo la oportunidad de viajar por el Medio Oeste, veo cómo viajan las comunidades suburbanas y rurales y cómo faltan gravemente de transporte público. Me doy cuenta que aunque hay muchas áreas de mejoramiento, lo tenemos mejor aquí en Chicago. Quiero asegurarme que las personas de todo el país tengan conectividad no solo a través de los automóviles.

Ismael Cuevas in Big Marsh Park. Photo: Ruth Rosas
Ismael Cuevas en el parque Big Marsh. Foto: Ruth Rosas

RR: ¿Cuáles son algunos de tus proyectos actuales que te apasionan?

IC: Dejé el Comité de Desarrollo de la Fuerza Laboral del Concejo Municipal de Chicago en la primavera de 2022. Pero todavía estoy conectado con el trabajo en el extremo sureste. Soy miembro de la junta de Friends of Big Marsh. Mi objetivo es lograr que personas de toda la ciudad y más allá de Chicago exploren el parque Big Marsh. Big Marsh era un lote industrial abandonado con casi 300 acres. Ver a un lote vacío transformarse en un hábitat ecológico floreciente y reserva natural que también tiene servicios para bicicletas y está en el lado sur es increíble. Quiero ser la persona que lleve a los latinos de todas partes a explorar la belleza de Big Marsh.

RR: ¿Tienes algo más que quieras compartir con nosotros?

IC: Se acercan las elecciones municipales. Creo que es muy importante que los legisladores locales que tienen control directo de la infraestructura de la ciudad den prioridad a la infraestructura para bicicletas, peatones y micromovilidad en sus vecindarios. Con el aumento de las muertes de peatones y ciclistas, creo que es importante que los legisladores aborden estos problemas y, como habitantes de Chicago, debemos prestar atención a los líderes locales que visualizan una ciudad más accesible a pie, en bicicleta y orientada al tránsito que depende menos de los automóviles.

ALSO ON STREETSBLOG