¿Cómo podemos hacer que la vida en el suroeste sea más segura, saludable y placentera?

Una persona pasando en bicicleta por la central eléctrica Crawford en abril de 2020. Foto: Mia Park
Una persona pasando en bicicleta por la central eléctrica Crawford en abril de 2020. Foto: Mia Park

To read this article in English, click here.

En cuanto sales de una puerta en Chicago, ingresas a un entorno que fue diseñado y construido para el movimiento. En ciertas partes de la ciudad, el movimiento es más accesible, más agradable y más saludable. Encuentras carreteras y aceras que están bien mantenidas y limpias, con copas de árboles. Encuentras escuelas, supermercados y lugares de trabajo a poca distancia de los hogares. Algunas calles tienen poco tráfico y es raro ver camiones diésel pesados o industrias contaminantes cerca de los parques y las escuelas. Estas áreas son prósperas y con gente blanca, y están ubicadas en el norte de la ciudad.

Hay otras comunidades que están ubicadas donde está la industria y sus habitantes están expuestos a la contaminación de las fábricas y el tráfico de camiones diésel. En Chicago, estos son los 26 corredores industriales oficialmente designados. Las actividades industriales y de manufactura, como plantas de asfalto, almacenamiento, etc. están restringidas a estas partes de la ciudad. Otro propósito importante de estos corredores es la logística, debido a la proximidad de los distritos al ferrocarril, vías fluviales como el Canal Sanitario y de Navegación de Chicago, autopistas, y calles principales que tienen comercio minorista fuerte. Esto permite que el área sea un corredor de camiones diésel que utilizan las calles principales. Las mayores fuentes de contaminación en los corredores industriales provienen de los camiones diésel que emiten dióxido de nitrógeno, las instalaciones que emiten emisiones peligrosas, los ferrocarriles que son una fuente de material particulado, las antiguas zonas industriales que tienen tierra contaminada y las plantas de asfalto que lanzan los compuestos orgánicos volátiles. Hoy, los corredores industriales están ubicados en comunidades predominantemente de personas Negras y personas racializadas.

En el suroeste, las industrias como las centrales eléctricas de carbón eran prevalentes. Plantas como las centrales generadoras de Fisk y Crawford contaminaron las comunidades de Pilsen

Un mapa de los corredores industriales de Chicago.
Un mapa de los corredores industriales de Chicago.

y La Villita por muchos años. Los residentes fueron obligados a inhalar polvo de carbón, y esto provocó que muchas personas desarrollaran enfermedades respiratorias y contribuyó a cientos de muertes. La Organización Justicia Ambiental de La Villita (LVEJO), junto con otras organizaciones como la Organización proDerecho y Reforma Ambiental de Pilsen (PERRO) hicieron campaña durante más de diez años hasta que cerraron las centrales eléctricas de carbón. Hasta hoy, estos vecindarios del suroeste tienen la peor calidad de aire en el estado.

A map of the cumulative burden of environmental exposure and population vulnerability in Chicago neighborhoods.
Un mapa que muestra la carga acumulada de las exposición ambientales y la vulnerabilidad de la población en los vecindarios de Chicago.

En 2016, el Departamento de Planificación y Desarrollo de Chicago inició la Iniciativa de Modernización del Corredor Industrial. Los objetivos de esta iniciativa son “liberar el potencial de áreas industriales seleccionadas para trabajos de fabricación avanzada y orientados a la tecnología mientras se refuerzan las actividades industriales en otras áreas; mantener y mejorar los sistemas de carga y transporte público que atienden a los usuarios industriales en los centros laborales clave; apoyar el crecimiento de nuevos empleos y oportunidades laborales locales, incluidos los residentes en comunidades “en riesgo”; y aprovechar las características físicas únicas de los corredores industriales locales para mejorar la viabilidad y fomentar la demanda”.

En el Plan de La Villita, el plan para el Corredor Industrial de La Villita, la ciudad destacó el empleo en los sectores de transporte, manufactura y almacenamiento y propuso mantener este vecindario como un centro de empleo cercano al comercio minorista. Esto significa que cuando las centrales eléctricas de carbón hayan cerrado, el Southwest Side seguirá albergando las fábricas de asfalto, las plantas de trituración y molienda de piedras y metales, y los almacenes. En 2018, el Concejo Municipal de Chicago aprobó un centro de distribución minorista de

1 millón de pies cuadrados para ser desarrollado Hilco. Este centro de distribución inevitablemente generará más tráfico de camiones diésel para el servicio pesado sin la promesa de empleos de calidad para los residentes locales de La Villita. Los trabajos de almacén son extremadamente difíciles y exigentes. Como vimos en diciembre, los trabajadores perdieron sus vidas porque la compañía (Amazon) les ordenó continuar trabajando durante un tornado.

Los residentes de estas comunidades dicen que quieren algo diferente. Quieren tener acceso a buenos trabajos y también quieren vivir en vecindarios saludables y agradables. LVEJO propone una Transición Justa para el corredor industrial. Quieren que la comunidad sea involucrada en la reurbanización de la tierra e incluye propuestas para el acceso a empleos verdes, un espacio para la agricultura urbana, oportunidades de capacitación laboral y emprendimiento empresario local. Este plan permite un entorno más saludable y oportunidades de empleo más seguras con salarios dignos para los residentes. Las comunidades que están cerca de los principales sistemas de transporte son invaluables, pero si no se consideran los impactos ambientales y de salud de estas comunidades, continuaremos pidiéndoles a las comunidades marginalizadas que soporten la carga de la contaminación.

A fines de noviembre de 2021, la Autoridad de Transporte Regional publicó un recorte de su trabajo con el Departamento de Transporte de Chicago y Sam Schwartz Engineering para realizar un Estudio del Corredor de 31st Street en La Villita que evalúa los lugares que visita la gente; las oportunidades y los desafíos para caminar, andar en bicicleta y transporte público; los problemas de congestión y estacionamiento; y las molestias de camiones pesados. Sin embargo, este breve extracto ofrece muy poca información sobre lo que implica el estudio completo. LVEJO informó que habrá dos juntas del grupo de trabajo a principios de 2022 y proporcionó un enlace a un mapa interactivo donde los residentes pueden compartir sus experiencias con los desafíos y las oportunidades en ubicaciones específicas a lo largo del corredor de 31st Street.

Visite 31st St Study Corridor Web Experience para compartir sus experiencias y opiniones.

ALSO ON STREETSBLOG